Inicio 2017 abril Jueves Santo

Jueves Santo

Hermanos y hermanas: en este día Santo, os invito a contemplar el misterio que estamos Celebrando: la última cena de Jesús en la que entregó a sus discípulos su cuerpo y su sangre, lavándoles los pies.

Y lo primero que contemplamos es a Jesús invitando a sus discípulos a compartir el último momento de su vida mortal, y lo hacen con una cena.

Y es en éste momento decisivo, cuando nadie a su alrededor sabe a ciencia cierta qué pasará, cuando el Maestro quiere que, por encima de todo, los discípulos sientan que los ama.

– Y allí estaba Pedro, que lo negará varias veces.

– Y allí estaba Judas que lo traicionará.

– Y allí estaban los demás que, menos Juan, le abandonarán.

Y sin embargo el Maestro por encima de todo los reune en fraternidad, se entrega como alimento, sirviendo a todos, y pidiéndoles que hicieran eso en memoria suya.

Hoy, en éste Día Santo, también cada uno de nosotros somos invitados por el mismo Jesús a participar en su mesa, a compartir con él el último momento de su vida mortal, a experimentar por encima de todo, que él nos ama, que no nos juzga, que nos acepta.

Allí estaba Pedro que lo negó, Judas que lo traicionó y los demás que lo abandonaron. Aquí está Juana, Antonio, y María,,,,y yo, que le negaremos, que le traicionaremos, que le abandonaremos, pero que por encima de todo, somos invitados una y otra vez a participar en su mesa.

Somos invitados una y otra vez a experimentar que nos ama, que nos acepta, que nos comprende, que nos quiere.

Somos invitados a pesar de las diferencias, a reunirnos en fraternidad, en hermandad. Sea este el primer motivo de agradecimiento a Dios.

Yo, como Pedro, como Judas, como los demás. sin ser digno, soy siempre acogido e invitado por él mismo Jesús a participar de ésta mesa, y así podemos llenarnos de Dios.

Y le seguimos contemplando y le vemos levantándose, quitándose el manto, ciñéndose la toalla, tomando la jarra y la jofaina y poniéndose de rodillas delante de cada uno de los discípulos para lavarles los pies.

Hoy también Jesús, ante lo sucio de cada uno de nosotros, ante nuestros defectos, ante nuestros fallos, ante nuestros pecados,,,hoy se acerca, hoy se pone de rodillas para lavarnos y para devolvernos la posibilidad de continuar caminando.

No sólo nos invita, sino que además nos limpia, nos purifica para devolvernos la posibilidad de seguir caminando y además nos alimenta con su palabra y con su cuerpo y su sangre, Por qué?

Porque nos ama.

«Habiendo amado a los suyos, los amó hasta el extremo»

Hermanos:
Si él nos ha dado ejemplo de…
acogida
de perdón
de servicio
de humildad
hagamos nosotros lo mismo, especialmente
con los últimos, con los más pobres.

Sintámonos hoy las personas más dichosas que hay sobre la faz de la tierra porque hoy: dejando a un lado los egoísmos, rivalidades y diferencias, siéntete amado por Jesús hasta el extremo.

En éste día Santo en el que Jesús instituyó la #Eucaristía,…

En éste día #Sacerdotal,..

En éste día del #AmorFraterno;…

En éste día de la #Caridad.

Dejémonos #amar por él y #amémonos los unos a los otros

Gracias por vuestro amor hecho #servicio desde cualquier grupo que sirváis….
seguís los pasos del #Maestro.

Ánimo.

Luis Gomariz Hernández

La imagen puede contener: personas sentadas, planta, mesa e interior